La diabetes, una gran enemiga de nuestros pies

pie-diabetico-1200x800.jpg

La diabetes es una enfermedad producida porque se eleva el nivel de azúcar en la sangre a niveles más altos de lo normal, haciendo que haya un exceso de glucosa en la sangre. Esta afección tiene mucho que ver con la genética, pero una mala alimentación está también directamente relacionada con la aparición de este síndrome, también llamado “Pie Diabético”. Los efectos nocivos que produce sobre la salud son numerosos, pudiendo dañar los riñones y la vista, así como los vasos sanguíneos. Pero, además de estas consecuencias tan llamativas, los pies son también una de las partes afectadas.

Los problemas en los pies se dan con frecuencia en personas diabéticas, llegando incluso a ser de gravedad en algunos casos en los que puede que hay que acabar en úlceras y posterior amputación si se complica. Por eso, es importante tomar las medidas oportunas y cuidar al máximo todos los aspectos de esta enfermedad para que no afecte a los pies.

El control que hay que llevar sobre los pies debe ser bastante exhaustivo. En este artículo dejamos algunas recomendaciones fundamentales para los diabéticos.

 

5 consejos para el cuidado de los pies en diabéticos

Para evitar cualquier tipo de dolencia, bien sean infecciones o lesiones en los pies, es importante mantener una revisión periódica de esta parte del cuerpo en el caso de los diabéticos. Así pues, algunas de las medidas que habrá que tomar son las siguientes:

  1. Mantener un control de la glucemia, con el tratamiento correspondiente que haya recetado el médico así como la dieta precisa.
  2. Observar los pies a diario, buscando la aparición de rozaduras o llagas. Para ello, es importante controlar todas las partes del pie, sobre todo en zonas de humedad como entre los dedos y uñas, y de mal acceso como los talones – en su caso usando un espejo o pidiendo ayuda a los que nos rodean.
  3. Tener una dieta equilibrada que haga que los niveles de glucemia se mantengan en cotas aceptables así como la actividad física para reducir los niveles.
  4. Limpiarse los pies con frecuencia, ejerciendo un lavado a conciencia y secándolos de la mejor manera, evitando el uso de secador ya que podría provocar quemaduras debidas a las neuropatía diabética.
  5. Utilizar zapatos de piel cómodos para no dañar los pies en exceso, y forro sin costuras y de color claro para evitar posibles lesiones y poder percibirlas lo antes posible.
  6. En el caso de ser paciente diabético de riesgo, acudir a su podólogo periódicamente para mantener un buen estado de sus pies así como para evitar complicaciones futuras como úlceras o amputaciones.
clinica luis salvador mislata

Contamos con servicios destinados a todo tipo de tratamientos y cuidados del pie, siendo especialistas también en la aplicación de plantillas ortopédicas a medida. Si tu problema viene de la práctica deportiva, somos especialistas en podología deportiva.

*Nº de colegiado: 2137.

Aviso Legal | Política de Privacidad | Política de Redes Sociales

Clinica Luis Salvador © 2019 | Nº Registro: 5356 | Powered by SeoSolutions

Call Now Button