Blog

ULTIMAS NOTICIAS

grandma-1185687_1920-1200x800.jpg
24/Nov/2017

Las personas mayores deben de tener un especial cuidado de los pies. No es una afirmación interesada ni gratuita, como te vamos a explicar. Se trata de algo esencial para su salud y para prevenir otro tipo de patologías, que podrían originar otras enfermedades. Así pues, antes de que se produzcan, se agraven y puedan llegar, incluso, a afectar a su movilidad hay que hacer una visita al podólogo. 


24/Nov/2017

beach-1836461_1920

Seguramente, si has navegado por nuestra web te habrá llegado la palabra quiropodia. Se trata de uno de los tratamientos más comunes que hacemos en nuestra consulta.  Una quiropodia es un tratamiento podológico que consiste en la eliminación de callosidades y alteraciones en las uñas de los pies con el fin de eliminar dolencias provocadas por la presión de los mismos contra los zapatos para evitar el dolor que provocan y futuras lesiones.

¿En qué consiste la quiropodia?

Como explicamos, se trata de una limpieza de callos. Los callos se producen por el roce del calzado, por llevar el pie cerrado o debido a una alteración en la pisada. Cuando hay una agresión externa o un exceso de presión en zonas localizadas el cuerpo genera queratina creando capas más gruesas de piel que al tiempo se convierten en callos.

En cuanto al tratamiento de las uñas, debes saber que existen diferentes tipos de uñas dependiendo del grosor y de la forma que van varían con el tiempo según la genética de cada persona. Sin embargo, el tipo de calzado que se emplea, la higiene o la actividad física diaria que se realice hace que evolucionen de una u otra forma provocando en algunos casos problemas de dolor. Una de las afecciones más comunes son las uñas encarnadas. A través de una quiropodia se realiza el corte de la uña que genera el dolor evitando la inflamación y posibles infecciones.

La importancia de hacer una quiropodia bajo la supervisión del podólogo 

Es importante seguir los consejos de vuestro podólogo porque con la quiropodia vamos a evitar lesiones mucho más graves como ulceraciones que pueden provocar dolor que en algunos casos impide incluso la deambulación del pie. Además, se pueden producir complicaciones graves derivadas de la confluencia con enfermedades sistémicas como la diabetes.


24/Nov/2017

FumarLas campañas de publicidad sobre los efectos del tabaco nos han concienciado a todos. De hecho no es extraño para nosotros el hecho de saber que fumar, además de nuestros pulmones es muy perjudicial para el corazón y por ende para nuestra salud. Ahora bien, lo que quizás no sabías es que también puede afectar severamente a nuestros pies. Te contamos cómo y por qué.

Cómo bien sabes, la acción de fumar provoca un endurecimiento de las arterias. Esto provoca que disminuya el flujo sanguíneo, que la sangre sea más espesa y, por tanto, que se reduzca la llegada de oxígeno a los tejidos. Como consecuencia de esta mala circulación, es común que el pie tenga dificultad para eliminar infecciones. Por lo tanto, éstas tardan más en curarse, lo que provoca que su piel esté más deshidratada, favoreciendo la aparición de callos o helomas en los pies.

Ponemos aún más el foco en el problema. Las toxinas provocadas por la acción de fumar pueden encontrarse con un problema para ser expulsadas ante la aparición de un heloma pudiendo provocar una infección. Esta circunstancia es la responsable también del color amarillento de estas callosidades. El color junto con la deshidratación de los pies es una de las características que hacen diferentes a los helomas nicotínicos, los provocados por el tabaquismo, del resto.

La mejor prevención es dejar de fumar

Lo más importante es dejar de fumar. Si la causa es el tabaco, dejando de fumar reduciremos el riesgo de sufrir este problema. La segunda medida de prevención es mantener una vida equilibrada en alimentación y practicar deporte. El sedentarismo y la obesidad son factores que ayudan a complicar un problema con helomas nicotínicos.

Pero, como siempre, tienes que acudir a la consulta. El podólogo es el que mejor te podrá diagnosticar ya que hará una exploración completa y así realizará un diagnóstico completo de la afección. El tratamiento casi seguro que consistirá en una quiropodia que limpiará la zona de la infección. Tras ello el dolor puede que no se elimine por completo y que se requiera la confección de una plantilla a medida que descargue la zona en busca de un apoyo del cuerpo que no provoque dolor.


24/Nov/2017

biomecanica_4_logoEl pie plano es una afección que se caracteriza por una falta de arco longitudinal o de bóveda plantar. En otras palabras, se llama así cuando el pie ha perdido arco plantar normal y se ha aplanado. La huella que deja un pie plano es fácil de reconocer porque carece de la curva característica del pie o ésta es menos pronunciada. El pie plano es una patología bastante frecuente y afecta a aproximadamente un 20 por ciento de la población española. Hoy te vamos a contar en qué consiste, cómo detectarla y actuar ante el pie plano

Causas principales del pie plano

El pie plano ocurre debido a que los tejidos que sostienen las articulaciones en el pie se debilitan. Se trata de una patología que hemos asociado mucho a los más pequeños. A medida que los niños crecen los tejidos se tensan y van conformando el arco plantar, más o menos a los tres o cuatro años de edad, es ahí cuando podemos ver la evolución.

Por otro lado, el envejecimiento, el sobreuso, las lesiones o una enfermedad pueden causar daño en los tendones y provocar que se desarrolle un pie plano. En el caso de que una persona a la que ya se le han formado los arcos presente pie plano, esta afección solo puede aparecer en un lado. La mayoría de las personas tiene arcos normales cuando son adultas. Sin embargo, es posible que en ocasiones este arco nunca llegue a formarse.

Síntomas principales del pie plano

La mayoría de los pies planos no causa dolor. Hasta los tres o cuatro años de edad no se puede determinar la presencia de la alteración. Es en esta edad cuando si el niño aún tiene los pies planos se valora si precisa de un tratamiento ortopodológico especializado.

Hay ocasiones en las que el dolor de pie plano que sufren los niños es causado por la llamada coalición tarsiana Se trata de una afección en la que dos o más huesos del pie crecen unidos o se fusionan. En el caso de los adultos el dolor aparecerá después de períodos prolongados sobreutilizando el pie o practicando deporte. 

¿Qué hacer ante un pie plano?

Desgraciadamente no hay prevención posible en todos los casos. Aunque si que se puede realizar un estudio biomecánico para establecer un pronóstico y ayudar con soportes plantares.

También, es posible realizar una serie de ejercicios para optimizar el desarrollo de los pies:

  • Caminar de puntillas.
  • Andar descalzo por terreno irregular o por la playa.
  • Agarrar objetos con los dedos de los pies.

Estos sencillos hábitos ayudan a formar el arco y por lo tanto previenen la aparición del pie plano, a pesar de que, en la mayoría de los casos este tipo de alteración es hereditaria. Generalmente, el pie plano no supone un problema para caminar o calzarse. Es conveniente observar una serie de reglas básicas en el calzado, tales como emplear siempre un zapato ancho, cómodo y flexible, que esté bien ventilado y tenga buena adherencia al suelo.

Diagnóstico

Ante cualquier indicio de pie plano te recomendamos acudir a la Clínica Luis Salvador. En nuestro centro realizaremos las exploraciones para comprobar si el arco interno del pie del paciente llega a contactar con el suelo y cual es el motivo por el que tiene los pies planos. En caso positivo, confirmará el diagnóstico de pies planos. Sólo en casos muy graves se recurrirá a radiografías o resonancias magnéticas.

Tenemos que destacar la importancia de un diagnóstico temprano en edades infantiles para evitar experimentar problemas durante el crecimiento.

Tratamientos 

El pie plano no necesita un tratamiento específico si no está causando dolor o problemas al caminar, salvo en edad infantil. Aquí tendremos que prestar especial atención a su tratamiento para evitar posteriores lesiones en cadera, rodillas o espalda. Cuando el pie plano es patológico y produce dolor y molestias, somos los especialistas los que debemos valorar qué terapia es la indicada. En caso de ser necesario se iniciará el tratamiento mediante dispositivos ortopédicos como plantillas, zapatos ortopédicos o ejercicio, no tanto para eliminarlo, sino para facilitar la marcha e impedir los dolores.

Ya sabes, si necesitas asesoramiento sobre la salud de tus pies o piensas que puedes padecer pie plano, pide cita en nuestra consulta.

Pide tu cita

Si quieres conocer más sobre nuestros expertos en plantillas y en tratamientos ortopédicos visita nuestra sección de plantillas en la web.

Plantillas


24/Nov/2017

biomec_1_logoEn la Clínica Luis Salvador estamos en continua formación para ofrecer a nuestros pacientes los mejores y más vanguardistas tratamientos. Hace unos días dimos un paso más gracias gracias al curso de formación organizado por iBiomechanics. El curso tenía mucho que ver con el tema que vamos a tratar hoy, el Estudio Biomecánico de la Marcha. Aunque, en este caso íbamos un poco más allá, ya que ahondábamos en la biomecánica de la marcha en patología neuro-ortopédica.

Esta nueva formación nos ayuda aún más a interpretar los datos extraídos de un Estudio Biomecánico de la Marcha. Algo fundamental para quien se quiera dedicar al deporte, en especial runners y ciclistas (triatletas), como explicaremos a continuación. Si no sabes en qué consiste y cual es su importancia, toma nota.

Qué es un Estudio Biomecánico de la Marcha

El Estudio Biomecánico de la Marcha nos permite conocer si la forma de pisar es correcta y si tiene relación con determinadas patologías. El estudio nos puede ayudar a prevenir la aparición de futuras lesiones musculares y osteoarticulares.

Consiste en:

  • Exploración articular y muscular en camilla.
  • El análisis estático y dinámico de la huella plantar y la postura mediante el uso de plataforma de presiones.
  • Un análisis de la carrera, en el caso de deportistas.
  • Análisis dinámico mediante filmación en alta velocidad para detectar anomalías que son imposibles de ver para el ojo humano a tiempo real.

A partir de los resultados, valoramos la necesidad de realizar un tratamiento personalizado mediante la fabricación a medida de plantillas, ejercicios de potenciación, estiramientos, etc.

A quién va dirigido el Estudio Biomecánico de la Marcha
  • Niños: permite corregir defectos y prevenir lesiones en la edad adulta con el tratamiento adecuado.
  • Deportistas: mejora del rendimiento deportivo gracias al estudio, diseño y fabricación de plantillas personalizadas.
  • Personas mayores: facilita una vida más activa mejorando la forma de pisar.

24/Nov/2017

Pronador o Supinador

Pronador o supinador. Una campaña de publicidad de la tienda deportiva Decathlon popularizó estos dos conceptos que tienen que ver con como realizamos nuestra pisada. Desde la Clínica Podológica Luis Salvador, te explicamos en qué consiste para que tu mismo sepas si eres pronador o supinador.

Antes de meternos en harina, debes de saber que la pronación es el giro natural del pie durante la transición de la pisada y es un factor determinante para conseguir una correcta absorción del impacto al correr.

Estos son los tipos de pisada:

Apoyo Neutro

Los corredores que tienen un arco normal son pronadores normales o neutros, y necesitan la estabilidad de un calzado que ofrezca un control de la pronación neutro o moderado. En general, a los pronadores normales se les llama neutros y aproximadamente el 40% de los corredores tienen este tipo de apoyo.

En tipo este apoyo, antes de impactar con el terreno, el pie se inclina hacia el exterior y la parte exterior del talón es la zona del pie que impacta en primer término con el terreno, estando todavía la parte delantera del pie inclinada hacia el exterior. Durante la transición de la pisada, el pie gira aproximadamente un 15% hacia adentro para conseguir un apoyo completo sobre el terreno y así poder soportar el peso del corredor sin problemas.

Apoyo Pronador

Los corredores con pie plano son normalmente pronadores, y deben escoger un calzado que controle, o mejor dicho, corrija la pronación. En general, a los pronadores se les llama precisamente pronadores porque aproximadamente entre el 50 y el 60% de los corredores tienen este tipo de apoyo.

Como en el caso del apoyo neutro, en este tipo de apoyo, la parte exterior del talón es la zona del pie que impacta en primer término con el terreno, pero el pie gira hacia el interior más del 15% óptimo, lo que concentra el peso del cuerpo a la zona interna del pie, provocando que el pie y el tobillo tengan dificultades para estabilizar el cuerpo y el impacto no se absorba de manera eficiente. La propulsión o impulso se realiza a través de la parte delantera del pie usando el dedo gordo de manera muy marcada, debiendo hacer éste todo el trabajo.

En este tipo de apoyo, como el giro hacia el interior del tobillo se da en exceso, además de presionar en exceso la bóveda plantar, la pierna se tuerce excesivamente provocando que la rodilla se salga de su alineación normal con respecto a la pierna y al muslo. Esta alteración provoca a los corredores una gran cantidad de lesiones.

Apoyo Supinador

Los corredores con arco alto suelen ser supinadores y deberían seleccionar un calzado con amortiguación media que fomente un movimiento natural del pie. Esta alteración es poco frecuente ya que aproximadamente el 10% de la corredores tienen un apoyo supinador.

Al igual que en el caso del apoyo neutro, la parte exterior del talón es la zona del pie que impacta en primer término con el terreno pero en el apoyo supinador el pie gira hacia el interior menos del 15% óptimo. En consecuencia, las fuerzas de carga se concentran en la parte externa del pie y no se distribuyen de manera eficiente. La propulsión o impulso se realiza a través de la parte delantera del pie usando los dedos pequeños de la parte externa del pie. Este tipo de apoyo provoca un estrés del pie que a su vez puede originar el síndrome iliotibial de la rodilla, tendinitis del tendón de Aquiles o fascitis plantar. Los corredores supinadores deben hacer estiramientos extra para compensar el desequilibrio provocado por esta sobrecarga en la parte externa del pie, y como fundamentales te proponemos estos tres, isquiotibiales, cuádriceps y la banda iliotibial. 

Si quieres saber con total certeza qué tipo de pisada tienes y qué problemas podría acarrearte, dirígete nuestra clínica y te realizaremos un estudio biomecánico del pie y del miembro inferior que incluye un análisis de la pisada. Utilizaremos una plataforma de fuerzas donde visualizará el apoyo tanto estática como dinámicamente. Esto nos permitirá objetivar la distribución de las presiones plantares con sistemas automatizados.

Por último, debes de tener en cuenta que no se corre igual que se anda. Nosotros lo diferenciamos haciendo estudios de diverso tipo atendiento a los diferentes ritmos a los que se adapta el corredor. Siempre pensando en tu salud y bienestar.


24/Nov/2017

Unclean female footLa podología estudia las enfermedades y alteraciones que afectan al pie. La salud de éste, tiene más importancia de la que comúnmente se cree, pues cualquier incapacidad conlleva consigo un mal funcionamiento de nuestro organismo. El dolor de pies puede llegar a provocar una falta de ánimo y molestias que llevan a la incomodidad, e incluso a alterar nuestras funciones vitales. Los pies, además de ser la base de nuestro cuerpo, permiten el movimiento y la locomoción.

El uso del pie requiere un papel fundamental en el deporte, ya sea como soporte y locomoción, o percusión, como en el fútbol. Incluso puede tener la función de ataque como en las artes marciales. De este modo, durante la práctica del deporte, la salud del pie se encuentra en constante peligro, por lo que se exige un calzado adecuado según el uso que se haga de él. La suela, el tacón, la plantilla… son varios los aspectos del calzado a tener en cuenta si no queremos dañar nuestro pie.

Así pues, en el caso del running es recomendable que el corredor se someta a un estudio de su pisada para prevenir de este modo lesiones y también así elegir la zapatilla adecuada. Una de las principales causas de lesión tiene origen en la mala elección del calzado o el desgaste del mismo.

No hay que olvidar la importancia de la higiene de nuestro pie. La salud de este, viene muy ligada a la limpieza y cuidado que se haga de él, pues al no hacerlo es cuando aparecen enfermedades como la onicomosis.



Contamos con servicios destinados a todo tipo de tratamientos y cuidados del pie, siendo especialistas también en la aplicación de plantillas ortopédicas a medida. Si tu problema viene de la práctica deportiva, somos especialistas en podología deportiva.

Copyright Clinica Luis Salvador 2017 | Powered by SeoSolutions